Bienvenido a Coolchannel.tv
  • Contacto
  • Favoritos
  • Inicio

Las muertes más absurdas de la historia

Publicado el 11/07/2018
Las muertes más absurdas de la historia

Cierra los ojos e imagina tu muerte perfecta: seguramente te visualizas con 145 años en tu cama estirando la pata pacíficamente rodeado de tus seres queridos. Pero para unos cuantos personajes de la historia con menos suerte, su fallecimiento estará registrado para siempre en la "R" de Ridículo.

Pero, ¿qué convierte a una muerte en absurdamente ridícula? ¿Debe ser exageradamente grotesca, tener una dosis extra de mala fortuna o quizá de justicia poética? Seguramente sea una combinación de las tres y nos la jugamos a que los seres humanos llevan discutiendo el tema desde que los primeros Homo Sapiens elaboraron la lista de Las Veces Más Estúpidas En Las Que Alguien Ha Sido Aplastado Por Un Mamut.

Sea como sea, la estupidez por sí misma no califica para entrar en nuestro ranking, para eso está el programa de 1.000 maneras de morir Los Premios Darwin. Aquí hemos intentado reunir un compendio de lo trágico, lo cómico y lo inusual. Disfruta esta lista, compártela con tus amistades si te ha gustado... y trata de que no te caiga una tortuga en la cabeza cuando salgas a la calle.

1MUERTE POR MALA MEMORIA

las muertes más absurdas - jack daniel

Wikipedia

Seguro que el nombre de Jack Daniel te resulta familiar. Lo has visto más de una vez en la etiqueta del bourbon más conocido del mundo. El bigotudo fundador de la destilería obtuvo su ridículo destino final en 1911 tras una simple infección en el dedo gordo del pie.

¿Y cómo se la produjo? Aquí viene la parte absurda del asunto. Resulta que al ir a abrir su caja fuerte se olvidó de la combinación y la rabia que eso le produjo le llevó a dar una patada al pesado armatoste lo que ocasionó la herida que a la postre le costaría la vida. ¿Podría quizá haber prevenido la infección aplicando un poco de su propio producto? Ah, la ironía...

2MUERTE POR ATAQUE DE RISA

las muertes más absurdas 

Getty Images

Si crees que esas agujetas en la tripa son lo peor que te puede pasar después de pegarte un buen atracón de risas con las hilarantes ocurrencias de los redactores de Esquire, atento a esta historia. Crisipo de Solos fue un filósofo griego, máxima figura de la escuela estoica antigua, que murió en el 206 aC, víctima de un ataque de risa tras ver a un burro comerse unos higos.

Se cuenta que a continuación dijo "ahora dale al burro una copa de vino puro para acompañar los higos", lo que le resultó tan gracioso que dobló la servilleta allí mismo. Una versión mucho más aguafiestas relata que Crisipo fue presa de vértigos al haber bebido vino sin diluir en una fiesta, y murió poco después. Pero obviamente no le haremos ni caso.

3MUERTE BARBUDA

las muertes más absurdas de la historia

Getty Images

Aunque no puedas juzgarlo por la foto, dado que hemos elegido a un señor diferente con una magnífica barba para ilustrar este apartado, Hans Steininger –allá por el siglo XVI– también tenía una tremenda cantidad de vello facial. Tanto que su barba, de casi metro y medio de largo, aún se expone en un museo en su Austria natal, concretamente en Braunau am Inn, conocida también por ser el lugar de nacimiento de Hitler.

Hans, a la sazón burgomaestre de la ciudad, llevaba su barba cuidadosamente enrollada en un bolsillo pero una noche de 1567 se desató un fuego en la ciudad, lo que hizo que nuestro protagonista tratara de huir apresuradamente de su casa, tropezara con su larga barba desenrollada y cayera rompiéndose el cuello. ¡Ouch!

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO DEBAJO

4MUERTE POR OBJETO VOLANTE IDENTIFICADO

las muertes más absurdas 

Getty Images

Vaya por delante que algunas fuentes no dan veracidad a esta historia, pero la Wikipedia (¡la Wikipedia!) la da como buena, así que aquí Paz Padilla y después Gloria Fuertes. El protagonista es otro griego, en este caso Esquilo, predecesor de Sófocles y Eurípides y considerado el primer gran representante de la tragedia, algo muy apropiado para su trágica aunque cómica muerte.

Resulta que un oráculo le vaticinó a Esquilo que moriría aplastado por una casa, por lo que decidió residir fuera de la ciudad. Con lo que no contaba él es que terminaría muriendo al aire libre al ser golpeado por el caparazón de una tortuga, que fue soltado por un quebrantahuesos desde el aire al confundir su calva cabeza con una roca contra la que romper el quelonio. Otro peligro más de no usar sombrero...

5MUERTE POR CORTESÍA EXCESIVA

las muertes más absurdas 

wikipedia

Al brillante astrónomo danés Tycho Brahe se le considera el más grande observador del cielo en el período anterior a la invención del telescopio. Fue maestro de Kepler, diseñó instrumentos que le permitieron medir las posiciones de las estrellas y los planetas con una precisión muy superior a la de la época y, no menos importante, tenía un alce amaestrado y una nariz falsa, ya que la auténtica la perdió en un duelo.

Su muerte, absurda por supuesto ya que está en esta lista, aconteció tras un banquete en Praga, donde residía, tras negarse a abandonar la mesa para vaciar la vejiga por no faltar a las normas de cortesía. Tanto aguantó que eso le acabó provocando una uremia que terminó con su vida once días más tarde.

6MUERTE POR PRUEBA A

las muertes más absurdas de la historia

Wikipedia

Seguramente no te suene su nombre, pero Clement Vallandigham fue un notable político y abogado estadounidense del siglo XIX. En 1871 se encontraba en pleno juicio defendiendo a un hombre acusado de matar de un disparo a un tipo en una pelea de bar, alegando que la víctima se había disparado a sí misma al tratar de coger la pistola.

La forma en que el abogado quiso probar su teoría fue cogiendo él mismo una pistola descargada para reconstruir la escena. Salvo que el arma sí estaba cargada y al engancharse en la ropa de Vallandigham, la bala le alcanzó en el estómago provocando que muriera de peritonitis al día siguiente. La parte más increíble es que con su muerte logró demostrar su teoría ante el juez, lo que consiguió que su defendido quedara libre. Eso es auténtico compromiso profesional.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO DEBAJO

7MUERTE POR INMORTALIDAD

las muertes más absurdas 

Getty ImagesWikipedia

Seguro que has oído hablar de los Soldados de Terracota, destinados a proteger al emperador Qin en la otra vida. Lo que quizá desconoces es lo que hizo que el tal emperador pasara a mejor vida, que fue, irónicamente, su obsesión desesperada por burlar a la muerte.

Durante sus últimos años, Qin envió emisarios por toda China para encontraran un "elixir de la vida" que le diera la eterna juventud. Obviamente, cayó víctima de varios "cuentos chinos" –disculpa la broma– con ladinos médicos y alquimistas que le vendieron falsas medicinas que claramente no le hicieron inmortal. Hasta que al final, uno de esos tunantes le endosó al parecer unas pastillas de mercurio que sin dilación le causaron la muerte.

Como bonus grotesco, ya que el fallecimiento del emperador aconteció en plena gira por provincias, su primer ministro Li Si –que temía que la noticia causara una revuelta antes de que puideran volver a la capital– estuvo paseando su cadáver en un carro de pescado para enmascarar el olor, ¡durante dos meses!

Fuente Esquire.com

 

 

DANOS TU OPINIÓN
NOTICIAS RECIENTES
LO MÁS VISTO